SAMSUNG

HISTORIA

Samsung es un conglomerado de empresas multinacionales con sede en Seúl, Corea del Sur. Se trata del mayor grupo empresarial surcoreano, con numerosas filiales que abarcan negocios como la electrónica de consumo, tecnología, finanzas, aseguradoras, construcción, biotecnología y sector servicios entre otros.​

El grupo fue fundado en 1938 por el empresario Lee Byung-chul como una compañía de importación y exportación de productos, y posteriormente expandiría su negocio a otros sectores. Desde entonces se ha convertido en un referente del modelo económico de grandes conglomerados (chaebol) que impulsó la transformación económica de Corea del Sur.​ A partir de la década de 1990 se produjo su expansión internacional a través de su rama de electrónica, en particular en electrodomésticos, teléfonos móviles y semiconductores.

Las empresas más importantes que controla son Samsung Electronics, la segunda mayor compañía electrónica por ingresos;​ Samsung Heavy Industries, el segundo mayor constructor naval mundial; Samsung C&T, dedicada a la construcción civil; la aseguradora Samsung Life Insurance, y la agencia de publicidad Cheil Worldwide.

Samsung ha tenido una gran influencia en el desarrollo económico, político, mediático y cultural de Corea del Sur. Se estima que todas sus empresas afiliadas representan la quinta parte de las exportaciones del país, mientras que su ingreso representa el 17% del producto interno bruto nacional.

Empresas

El grupo Samsung está formado por más de 80 empresas entre filiales, subsidiarias y firmas participadas. La rama de negocio más conocida es su división de tecnología y electrónica (Samsung lectronics), aunque también mantiene negocios en el sector financiero, biotecnológico, sanidad, comercio, sector servicios, construcción naval y construcción civil. La suma de todas esas actividades representa por sí sola cerca del 20% del producto interno bruto de Corea del Sur.

Escándalo financiero

En 2007, uno de los abogados de Samsung denunció que el grupo mantuvo fondos reservados para presuntas operaciones de sobornos y fabricación de pruebas en Corea del Sur.

El presidente surcoreano Roh Moo-hyun tuvo que abrir una comisión de investigación a instancias de la Asamblea Nacional, no sin reticencias.​ A pesar de que la empresa negó tales acusaciones en un principio, se demostraría la existencia del fondo con más de 4.600 millones de dólares en diferentes cuentas bancarias.

El presidente de la compañía, Lee Kun-hee, presentó su dimisión y en julio de 2008 fue condenado por evasión de impuestos, aunque pudo evitar la cárcel porque pagó 45 millones de dólares como compensación antes del juicio.​ El siguiente presidente de Corea, Lee Myung-bak, le concedió el indulto un año más tarde.

Juicios de Apple contra Samsung

A lo largo de la década de 2010 se han producido una serie de demandas judiciales entre Apple Inc. —fabricantes del iPhone y del iPad— y Samsung. En abril de 2011, Apple les había demandado por presunta violación de patentes en el diseño de los terminales Samsung Galaxy (teléfonos inteligentes) y Samsung Galaxy Tab (tabletas), tales como deslizar para desbloquear o la autocorrección.​

Un mes más tarde, la compañía surcoreana respondió con otra demanda en los mismos términos, además de reclamar que los norteamericanos usaban tecnología de su propiedad. La lucha judicial de ambas empresas conllevó numerosos pleitos en más de 50 países, así como intentos de bloqueo comercial, que motivaron la intermediación de la Dirección General de Competencia de la Unión Europea y de la Comisión Internacional de Comercio de los Estados Unidos.

En agosto de 2012, un tribunal de California (Estados Unidos) dio la razón a Apple y obligó a Samsung Electronics a pagar 450 millones de dólares, si bien no prohibió la venta de los terminales.​ Dicha sentencia fue ratificada en 2016.31​ No obstante, ambas partes llegaron en 2014 a un acuerdo para abandonar las disputas en otros países.